miércoles, 22 de mayo de 2013

Caminos y decisiones

Hola a todos los que están leyendo estas pequeñas palabras! 
Hacía ya varios días.. y semanas que no escribía nada por acá y todo tiene una simple explicación y se llama "Periodo de Estudio y Exámenes" jaja. Sin embargo decidí sacar unos minutos y como bien dice mi blog: dejar que las palabras fluyan.

Mientras estudiaba para el examen de la asignatura "Corrientes Literarias Norteamericanas" me puse a analizar el poema "The Road No Taken" (El camino no tomado) del autor Rober Frost. Entre verso y verso hice mi propia reflexión... Como se podrán imaginar por el titulo, el poema trata sobre un hombre que tiene que elegir entre dos senderos, cual elegir. Estos caminos son, evidentemente, una metáfora de las decisiones tomadas en nuestras vida.

Sin duda alguna, en cualquier momento de nuestra vida nos hacemos esta reflexión: ¿He elegido bien? ¿He tomado buenas decisiones? No sé ustedes, pero yo me lo pregunto a menudo... muchas veces tomamos decisiones de forma impulsiva, y otras las meditamos más (incluso demasiado)... una vez decidido esperamos que sea lo más acertado, pues en varias ocasiones no podemos volver atrás, y cuando nos equivocamos pensamos: Quién pudiera volver al pasado y remendar los errores! pero simplemente no podemos. Por el contrario, lo que si podemos hacer y <debemos> es aprender de ellos y como se suele decir: no volver a tropezar con la misma piedra dos veces. 

Tras estas cortas palabras tengo que volver al estudio. Les dejo una fotito de mi viaje a Italia antes de Semana Santa; es de un parque en Forli (Bolonia) llamado Parco Urbano Franco Agosto . Quizás fuese coincidencia, pero justo días anteriores al viaje habíamos analizado en clase este mismo poema (que lo dejaré más abajo) y al llegar a esta bifurcación le dije a mis acompañantes: "Definición grafica de The Road Not Taken by Robert Frost" y no pude evitar tomar la foto. 




Two roads diverged in a yellow wood,
And sorry I could not travel both
And be one traveler, long I stood
And looked down one as far as I could
To where it bent in the undergrowth;
Then took the other, as just as fair,
And having perhaps the better claim,
Because it was grassy and wanted wear;
Though as for that the passing there
Had worn them really about the same,
And both that morning equally lay
In leaves no step had trodden black.
Oh, I kept the first for another day!
Yet knowing how way leads on to way,
I doubted if I should ever come back.
I shall be telling this with a sigh
Somewhere ages and ages hence:
Two roads diverged in a wood, and I—
I took the one less traveled by,
And that has made all the difference




Dos caminos se bifurcaban en un bosque amarillo, 
Y apenado por no poder tomar los dos
Siendo un viajero solo, largo tiempo estuve de pie 
Mirando uno de ellos tan lejos como pude, 
Hasta donde se perdía en la espesura;
Entonces tomé el otro, imparcialmente, 
Y habiendo tenido quizás la elección acertada, 
Pues era tupido y requería uso; 
Aunque en cuanto a lo que vi allí 
Hubiera elegido cualquiera de los dos.
Y ambos esa mañana yacían igualmente, 
¡Oh, había guardado aquel primero para otro día! 
Aun sabiendo el modo en que las cosas siguen adelante, 
Dudé si debía haber regresado sobre mis pasos.
Debo estar diciendo esto con un suspiro 
De aquí a la eternidad:
Dos caminos se bifurcaban en un bosque y yo, 
Yo tomé el menos transitado, 
Y eso hizo toda la diferencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario