miércoles, 11 de diciembre de 2013

Ya va llegando...la navidad

Será la nieve?, la distancia? las ganas de volver a casa? o los preciosos mercadillos artesanos? 
A pocos días de volver a casa para celebrar las fiestas con los míos tengo que confesar que este año tengo muchas ganas de navidad. La razón...puede que sean muchas razones...quizás es contagioso, quién sabe...
En nuestro viaje a Wroclaw visitamos el mercadillo navideño que había en la plaza principal. Puede que todo empezara ahí. Los niños sacándose fotos con los renos, la gente comprando adornos, dulces típicos de las fiestas, la música, los villancicos...

Luego llegó la fiesta Erasmus de Papá Noel, todos con nuestros gorritos :3 y la visita a Nikiszowiec terminó de dar en el clavo con mi espíritu navideño.
Para los que están (o estarán) en Katowice, el distrito de Nikiszowiec se encuentra en bus a unos 15min en bus (nº30 en Al. Korfantego) del centro de Katowice. Nosotros fuimos el fin de semana pasado porque nos habían dicho que había un mercadillo artesanal, una visita guiada gratuita y fuegos artificiales.
Nikiszowiec fue un barrio de mineros entre los años 1908 y 1918; y en la actualidad todavía conserva los bloques de casa originales donde vivían los mineros con sus familias.
Ese fin de semana fue especialmente frió y nevó por lo que decidimos no quedarnos a la visita ni a los fuegos artificiales, pero sí vimos el mercadillo. A mi me gustó mucho; eran todos puestecitos con artesanías a buen precio. Además había un escenario con una banda tocando música. Para los más peques había un papá noel, y unos angelitos repartiendo caramelos. Además de puestos donde comprar una bebida caliente y combatir un poco las bajas temperaturas.
Ese fin de semana también pusieron el árbol de navidad en la residencia...la verdad que algo inesperado para mi, que me pilló un poco de sorpresa. A la mañana bajé y no estaba y a la tarde fuimos a jugar con la nieve y ahí estaba.




Esto es todo por hoy :)

viernes, 6 de diciembre de 2013

Fin de semana en Poznań

En noviembre no sólo fuimos a Worcław, también a Poznań. Nuestra aventura comenzó un viernes a media noche cuando nos subimos al tren y 7hrs después llegamos a nuestro destino. 
Nota importante: nosotros viajamos con la compañía de trenes TLK y cada viaje es una lotería... en este viaje que era muy largo nos tocó un tren con compartimentos de 8 personas; era bastante antiguo e incomodo. Sin embargo, en nuestro viaje a Wrocław (unas 3hrs) nos tocó un tren también de compartimentos pero muy moderno, cómodo y con enchufes...todo un lujo! Así que si viajan con TLK ya saben.. jajaja

Pero vamos a centrarnos en Poznań.. He de decir que la ciudad tiene su encanto y es bastante pequeñita, por lo tanto en un día se puede ver prácticamente todo. 
Nosotros empezamos nuestro recorrido visitando la antigua plaza del mercado-Stare Rynek y el Ayuntamiento- Ratusz. La plaza es muy bonita y está rodeada de llamativas casas de estilo Renacentista, Gótico y Barroco que fueron construidas por la antigua burguesía. En una esquina de la plaza se pude ver un fuente llamada Prosérpina que data del siglo XVIII. También hay otras tres fuentes; Marte, Neptuno y Apolo que son más modernas pero están inspiradas en otras fuentes del siglo XVI. Decir también que en una de las casas que rodean de plaza (la verde, si mal no recuerdo) se encuentra el Museo de Henry Sienkiewic que fue Premio Nobel en 1905 por su novela Quo Vadis?.

En cuanto al ayuntamiento, se encuentra en la misma plaza del mercado y es un edificio de estilo renacentista que se construyó en el año 1536 por el arquitecto italiano Juan Baptista Quadro. Dentro del ayuntamiento se pueden visitar dos museos: el Museo de Historia de Poznan y el Museo de Instrumentos Musicales.

Todos los días a las 12p.m una multitud se congrega a las puertas del ayuntamiento cuando dos cabritos salen de la torrecilla del reloj y chocan sus cuernos doce veces para anunciar que es mediodía. La leyenda dice que cuando el maestro Bartłomiej terminó el primer reloj, el alcalde decidió dar una cena de inauguración. Pero las cosas se torcieron… el ayudante de cocina con muy mala suerte quemó toda la carne que había preparada para la cena, y lo intentó arreglar cocinando dos cabritos que había por allí. Sin embargo estos se escaparaon y se empezaron a cornear en el techo del ayuntamiento. Por suerte, esto hizo mucha gracia al alcalde que pidió al maestro que colocara en el reloj la figura de los cabritos.

Sin alejarnos mucho de la plaza nos fuimos a visitar la Iglesia de San Estanislao (Kosciol Farny Sw. Stalislawa) Y Colegio Jesuíta (Kolegiuk Pojezuickie). Es una de las iglesias barrocas más importantes de Polonia y se construyó ente los años 1651 y  1732. También de estilo barroco, visitamos la Iglesia de los Franciscanos construida entre los siglos XVII y XVIII.
Una vez terminamos de ver todos los alrededores de la plaza nos pusimos rumbo a la Ostrów Tumski. Se trata de una isla sobre el rio Varta. Fue aquí donde nació el Estado de Polonia. Además podemos ver los edificios más antiguos de Poznan: La Catedral y la Iglesia de Santa María. En cuanto a la catedral de San Pedro y San Pablo, decir que se contruyó en el siglo X y de estilo gótico aunque mucho no se aprecia porque fue destruida varias veces. La última restauración fue tras la II Guerra Mundial y le dieron un aspecto actual así como una mezcla de estilo románico y barroco. Lo más destacado es su capilla de oro que sorprende bastante.    
De la Iglesia de Santa María destacar que es uno de los pocos edificios que se conservan intactos después de los bombardeos. El edifico fue construido en el silgo XV.

Terminamos nuestra visita por Poznan visitando el Castillo Imperial -Dawny Zamek Cesarski, actualmente utilizado como entro cultural; y el Parque de la Ciudadela- Cytadela. El parque fue creado sobre los restos de una fortaleza prusiana de la que aún se pueden ver algunos restos; y también tiene un cementerio y un Museo Militar donde se exhiben al aire libre vehículos y armas utilizados en diferentes guerras.

lunes, 2 de diciembre de 2013

Wrocław

Hacía ya semanas que había dicho que iba a comentarles mi viaje a  Wrocław, pero tenía planeado volver y decidí esperar, sacar más fotos y conocer un poco más de esta ciudad. 
De Wrocław sólo puedo decir que me encanta; me enamoró desde el primer momento que puse un pie en la plaza del mercado -Rynek y vi los primeros gnomos (si, gnomos! más abajo les cuento quienes son y como llegaron a la ciudad) 

Estos edificios tan coloridos que rodean la plaza del mercado fueron reconstruidos después de la II Guerra Mundial con distintos estilos (barroco, renacentista...). Además en el centro se puede ver el Ayuntamiento-Ratusz, que llama mucho la atención por su estilo gótico y su gran tamaño. El primer ayuntamiento se construyó en el siglo XIII y más tarde se le fueron añadiendo elementos como las torres de estilo renacentista. Destaca mucho su exterior de estilo flamenco  y que está adornada con esculturas medievales. Por unos 4 zl (1€ aprox) se pueden visitar las salas del interior donde se pueden ver exposiciones temporales y también subir a la torre.
Si tienen la ocasión de ir en diciembre, como yo, van a encontrar en Rynek una mercadillo navideño en el que comprar recuerdos, dulces y platos típicos, y beber vino caliente (no soy fan del vino, así que no lo probé).


En una esquina del Rynek se puede encontrar la Iglesia de Santa Isabel (Kosciol Sw.Elzbiety); fue construída entre los siglos XIV y XV; hasta la II Guerra Mundial fue una iglesia Protestante y destaca la torre del campanario que mide 80 metros y desde la cual se contempla una vista de la ciudad y los alrededores. Subir a la torre cuesta 5 PLN.

Otro edificio importante a tener en cuenta es el de la Universidad (Uniwersytet). He de decir que impone bastante. Es de estilo barroco y está a orillas del rio Oder. Su construcción se llevó a cabo entre los años 1728 y 1742 cuando la ciudad estaba bajo el dominio de Prusia. Destaca la torre cuadrada central en donde hay un observatorio y está rematada por cuatro estatuas que representan la Filosofía, la Medicina, las Matemáticas y el Derecho. Nosotros entramos al museo que tiene 4 salas; en algunas de ella podemos ver exposiciones; pero sin duda la mas llamativa es la Sala Leopoldina de estilo barroco, que pueden ver en la foto. Según nos comentaron los días que no está abierto al público se sigue utilizando para dar clases. 


No se pueden ir de Wroclaw sin ver la Isla de Arena (Wyspa Piaskowa). Se puede llegar a través del puente "Most Piaskowy". Es una de las pequeñas islas que estan en esa parte del río y en ella se encuentran un conjunto de edificios históricos como la iglesia ortodoxa Santa Ana (Kosciol Sw.Anny), el edificio de la biblioteca de la Universidad y una iglesia de estilo gótico. Cruzando la isla y llendo a mano derecha se llega al famoso puente verde metálico "Most Tumski" que conduce a "tierra firme", a Ostrów Tumski. Como pueden ver el puente está repleto de candados de parejas enamoradas. Cuando fui con mi novio nuestro candado era pequeñito y terminamos dejándolo en otro puente en el que también había candados. 

Ya que están en la Isla de Arena tienen que ver la Catedral de San Juan Bautista (Katedra Sw. Jana Chrzciciela) que está justo al cruzar el puente Most Tumski. La catedral original fue construida en torno al años 1000, sin embargo a lo largo de la historia fue destruida y reconstruida varias veces; durante la II Guerra Mundial, la catedral fue destruida casi completo y se reconstruyó nuevamente conservando algunos restos como el pórtico medieval. Por unos 4 PLN es posible subir al mirador de una de las torres desde el que se ve toda la ciudad.

Otros puntos importantes de esta ciudad son: Jardín Botánico (Ogród Botaniczny)
que se encuentra próximo a la Catedral . Hala Ludowa (Pabellón del Pueblo); el Jardín japonés (Ogród japonski); Museo Nacional (Muzeum Narodowe): edificio neorrenacentista situado a orillas del Oder y en donde estan expuestos objetos, pinturas y esculturas medievales de la región de Silesia así como tambien obras de arte desde el Renacimiento al siglo XIX. El Museo de la Archidiócesis (Muzeum Archidiecezjalne); Panorama de la batalla de Raclawice (Panorama Raclawicka): El museo es un edificio circular que alberga el cuadro que representa la batalla de Raclawice. El cuadro fue pintado en la antigua ciudad polaca de Lwów por Jan Styka y Wojciech Kossak a finales del siglo XIX y finalmente sería trasladado a Wroclaw. Arsenal: construído en el siglo XV y que actualmente alberga el Museo de Arqueología y el Museo Militar (Muzeum Arsenal). Entrada: el precio para ambos museos es 7zl. Miércoles entrada gratis.
Se me olvidaba! En Rynek van a encontrar muchos restaurantes: mexicanos, italianos, griegos, españoles...pero mi recomendación PIEROGARNIA. Fácil de encontrar, al lado del ayuntamiento. Rico, barato y comida típica polaca con platos abundantes. 

El Secreto de los Gnomos 
Estos pequeños habitantes de Wrocław llegaron a la ciudad de la noche a la mañana y sin aparente explicación. 
Cuenta la leyenda que vinían de una tierra encantada para cazar a un duende que robaba comida a los habitantes de Wrocław. Era una población de pequeños gnomos del tamaño de una botella, que surgieron a principios de los 80, y que hoy en día siguen escondidos y ocupados en sus quehaceres repartidos por toda la ciudad,  y ya son más de 175. 
Sin embargo, la verdadera historia es la siguiente: En tiempos del comunismo, un grupo clandestino “The Orange Alternative” (la alternativa naranja), quiso mostrar su disconformidad a través del sarcasmo y la sátira para burlarse de los lemas y de la propaganda comunista. Así surgió “el secreto de los enanos”, que se convirtió, en la firma del grupo y en todo un movimiento para los habitantes.
La mayor protesta tuvo lugar el 1 de junio 1988, cuando cientos de personas marcharon por el centro de la ciudad ataviados con sombreros de enanos de color naranja. Aunque en 1989 se diera por terminado el comunismo, “The Orange Alternative” todavía existe, y continúa organizando protestas en contra de la injusticia local e internacional.
Algunos de estos enanos fueron robados como recuerdos o souvenirs, pero en 2001, se restablecieron como emblema de la ciudad y hoy en día se han convertido en un bonito reclamo turístico que adorna sus calles. Muchas las personas hacen rutas en busca de todos y cada uno de los gnomos. Por eso hay que estar atentos: para no tropezarse con ellos y para no perderlos de vista!! En las tiendas de souvenirs pueden encontrar varias guías que muestran donde se encuentran estos pequeños habitantes de  Wrocław.



Para la próxima aventura: Poznan :) ..