lunes, 2 de diciembre de 2013

Wrocław

Hacía ya semanas que había dicho que iba a comentarles mi viaje a  Wrocław, pero tenía planeado volver y decidí esperar, sacar más fotos y conocer un poco más de esta ciudad. 
De Wrocław sólo puedo decir que me encanta; me enamoró desde el primer momento que puse un pie en la plaza del mercado -Rynek y vi los primeros gnomos (si, gnomos! más abajo les cuento quienes son y como llegaron a la ciudad) 

Estos edificios tan coloridos que rodean la plaza del mercado fueron reconstruidos después de la II Guerra Mundial con distintos estilos (barroco, renacentista...). Además en el centro se puede ver el Ayuntamiento-Ratusz, que llama mucho la atención por su estilo gótico y su gran tamaño. El primer ayuntamiento se construyó en el siglo XIII y más tarde se le fueron añadiendo elementos como las torres de estilo renacentista. Destaca mucho su exterior de estilo flamenco  y que está adornada con esculturas medievales. Por unos 4 zl (1€ aprox) se pueden visitar las salas del interior donde se pueden ver exposiciones temporales y también subir a la torre.
Si tienen la ocasión de ir en diciembre, como yo, van a encontrar en Rynek una mercadillo navideño en el que comprar recuerdos, dulces y platos típicos, y beber vino caliente (no soy fan del vino, así que no lo probé).


En una esquina del Rynek se puede encontrar la Iglesia de Santa Isabel (Kosciol Sw.Elzbiety); fue construída entre los siglos XIV y XV; hasta la II Guerra Mundial fue una iglesia Protestante y destaca la torre del campanario que mide 80 metros y desde la cual se contempla una vista de la ciudad y los alrededores. Subir a la torre cuesta 5 PLN.

Otro edificio importante a tener en cuenta es el de la Universidad (Uniwersytet). He de decir que impone bastante. Es de estilo barroco y está a orillas del rio Oder. Su construcción se llevó a cabo entre los años 1728 y 1742 cuando la ciudad estaba bajo el dominio de Prusia. Destaca la torre cuadrada central en donde hay un observatorio y está rematada por cuatro estatuas que representan la Filosofía, la Medicina, las Matemáticas y el Derecho. Nosotros entramos al museo que tiene 4 salas; en algunas de ella podemos ver exposiciones; pero sin duda la mas llamativa es la Sala Leopoldina de estilo barroco, que pueden ver en la foto. Según nos comentaron los días que no está abierto al público se sigue utilizando para dar clases. 


No se pueden ir de Wroclaw sin ver la Isla de Arena (Wyspa Piaskowa). Se puede llegar a través del puente "Most Piaskowy". Es una de las pequeñas islas que estan en esa parte del río y en ella se encuentran un conjunto de edificios históricos como la iglesia ortodoxa Santa Ana (Kosciol Sw.Anny), el edificio de la biblioteca de la Universidad y una iglesia de estilo gótico. Cruzando la isla y llendo a mano derecha se llega al famoso puente verde metálico "Most Tumski" que conduce a "tierra firme", a Ostrów Tumski. Como pueden ver el puente está repleto de candados de parejas enamoradas. Cuando fui con mi novio nuestro candado era pequeñito y terminamos dejándolo en otro puente en el que también había candados. 

Ya que están en la Isla de Arena tienen que ver la Catedral de San Juan Bautista (Katedra Sw. Jana Chrzciciela) que está justo al cruzar el puente Most Tumski. La catedral original fue construida en torno al años 1000, sin embargo a lo largo de la historia fue destruida y reconstruida varias veces; durante la II Guerra Mundial, la catedral fue destruida casi completo y se reconstruyó nuevamente conservando algunos restos como el pórtico medieval. Por unos 4 PLN es posible subir al mirador de una de las torres desde el que se ve toda la ciudad.

Otros puntos importantes de esta ciudad son: Jardín Botánico (Ogród Botaniczny)
que se encuentra próximo a la Catedral . Hala Ludowa (Pabellón del Pueblo); el Jardín japonés (Ogród japonski); Museo Nacional (Muzeum Narodowe): edificio neorrenacentista situado a orillas del Oder y en donde estan expuestos objetos, pinturas y esculturas medievales de la región de Silesia así como tambien obras de arte desde el Renacimiento al siglo XIX. El Museo de la Archidiócesis (Muzeum Archidiecezjalne); Panorama de la batalla de Raclawice (Panorama Raclawicka): El museo es un edificio circular que alberga el cuadro que representa la batalla de Raclawice. El cuadro fue pintado en la antigua ciudad polaca de Lwów por Jan Styka y Wojciech Kossak a finales del siglo XIX y finalmente sería trasladado a Wroclaw. Arsenal: construído en el siglo XV y que actualmente alberga el Museo de Arqueología y el Museo Militar (Muzeum Arsenal). Entrada: el precio para ambos museos es 7zl. Miércoles entrada gratis.
Se me olvidaba! En Rynek van a encontrar muchos restaurantes: mexicanos, italianos, griegos, españoles...pero mi recomendación PIEROGARNIA. Fácil de encontrar, al lado del ayuntamiento. Rico, barato y comida típica polaca con platos abundantes. 

El Secreto de los Gnomos 
Estos pequeños habitantes de Wrocław llegaron a la ciudad de la noche a la mañana y sin aparente explicación. 
Cuenta la leyenda que vinían de una tierra encantada para cazar a un duende que robaba comida a los habitantes de Wrocław. Era una población de pequeños gnomos del tamaño de una botella, que surgieron a principios de los 80, y que hoy en día siguen escondidos y ocupados en sus quehaceres repartidos por toda la ciudad,  y ya son más de 175. 
Sin embargo, la verdadera historia es la siguiente: En tiempos del comunismo, un grupo clandestino “The Orange Alternative” (la alternativa naranja), quiso mostrar su disconformidad a través del sarcasmo y la sátira para burlarse de los lemas y de la propaganda comunista. Así surgió “el secreto de los enanos”, que se convirtió, en la firma del grupo y en todo un movimiento para los habitantes.
La mayor protesta tuvo lugar el 1 de junio 1988, cuando cientos de personas marcharon por el centro de la ciudad ataviados con sombreros de enanos de color naranja. Aunque en 1989 se diera por terminado el comunismo, “The Orange Alternative” todavía existe, y continúa organizando protestas en contra de la injusticia local e internacional.
Algunos de estos enanos fueron robados como recuerdos o souvenirs, pero en 2001, se restablecieron como emblema de la ciudad y hoy en día se han convertido en un bonito reclamo turístico que adorna sus calles. Muchas las personas hacen rutas en busca de todos y cada uno de los gnomos. Por eso hay que estar atentos: para no tropezarse con ellos y para no perderlos de vista!! En las tiendas de souvenirs pueden encontrar varias guías que muestran donde se encuentran estos pequeños habitantes de  Wrocław.



Para la próxima aventura: Poznan :) ..

No hay comentarios:

Publicar un comentario