lunes, 15 de septiembre de 2014

Retomando el control

Si, está muy bien eso de irse de casa, las fiestas, los viajes... pero es necesario irse para darte cuenta de lo que tienes, de lo que no tienes, de lo que podrías perder si no cuidas, o ganar, según se vea. De esta experiencia me llevo miles de recuerdos, muchos amigos y un sin fin de anécdotas que quién sabe... terminaré contándoselas a mis nietos (?).

Qué locura! 4 meses desde la última entrada... Desde aquel 3 de abril, ya he vuelto a tierras española, y dejado atrás una experiencia muy enriquecedora que de verdad recomiendo a todos, Erasmus.

La vuelta a casa fue dura. Tiene su parte positiva, vuelves con tu gente, tu cama y almohada <3, la comida de mamá, las quedadas con amig@s, las citas con tu churri... pero llega un momento que el tiempo se para y echas de menos aquella rutina que te habías creado durante tu Erasmus: gym después de clase, los jueves Remedium, los viernes Katowice Centro, los sábados compras en Galeria Katowica, el domingo, descanso... un viaje por aquí.. otro viaje por allá.. en fin, que hacía lo que quería jajaja. El ser humano, inconformista por donde se vea, lo quiere todo y todo no se puede jajaja

Yo volvía con ganas de playa, cañitas con amigos, salidas y me topé con mi TFG y trabajo (por suerte). Total, que mi verano quedó reducido a: 4 días de playa, pero eso sí, salidas no me perdí ninguna.. la mente tiene que despejarse después de tanto estudiar y trabajar jajajaja

Hace dos semanas que el trabajo se terminó y en dos semanas más mi experiencia con el TFG habrá culminado con la defensa y será momento de afrontar los proyectos futuros.


Saludos y abrazos

A.

1 comentario:

  1. ¡¡Me alegra saber que después de un Erasmus sigues con tu chico!! Hay que enterrar muchos mitos.

    ResponderEliminar