martes, 10 de febrero de 2015

Varios cientos de kilómetros

Hoy volvía a casa del trabajo e iba pensando: ahora llego, preparo dos tazas de café, sofá y manta con él... pero a los dos segundos volví a la realidad, pues sería una taza, cambiar el sofá por la silla de ordenador y la tele por skype, lo que no cambia es él.



El otro día le contaba la situación a otra persona: yo me fui a Polonia 10 meses, volví y a los 4 meses él se fue a Suiza y hasta octubre no vuelve; y la otra persona me dijo entre risas: pero, ¿esa qué relación es? Si me hubiese hecho está pregunta hace 6 años pensaría que la de dos personas sin cabeza, pero ahora lo pienso y digo: la relación de dos personas que no son egoístas, que saben ver y aceptar lo que es lo mejor para la otra persona, que dan ánimos y apoyo a todos los planes, pero sobre todo, que AMAN, que aman a pesar de los km, de tener horarios distintos, de no poder abrazarse ni besarse, que aman porque es lo que les pide el corazón, una pareja fuerte.

No voy a mentir y decir que todo es camino de rosas... se pasa mal. Ahora que he vivido las dos cosas, pues yo me he ido y ahora soy la que se queda acá, es cierto que las cosas se ven distintas desde ambos lados. No sé muy bien porqué, pero estamos de acuerdo que el que se queda lo pasa peor. Quizás sea porque al irte tu mente tiene más preocupaciones: ciudad nueva, gente nueva, cosas que explorar y hacer. Sin embargo, el que se queda tiene que seguir con su rutina pero ya no es la misma, pues te sobra un tiempo que antes compartías con esa persona especial.

Quizás mucha gente no lo entienda ni comparta esta visión y yo lo respeto totalmente, pero lo que me gusta que la gente vea es que el echo de tener pareja no te hace cerrar puertas, las abre. Quizás yo lo veo así, y estoy equivocada, pero hay cosas que sólo podemos vivir una vez y que esa persona te de su apoyo y te anime a seguir tus sueños y propósitos, creo que lo dice todo, esa persona vale oro; yo por suerte lo tengo a él, vale infinitas cantidades de oro!

Pues nada...si alguien llegó hasta acá espero que no haya sido muy aburrido y puedan dejar un comentario :P Simplemente quería compartir esta reflexión, pues cada uno tiene distintas opiniones y formas de pensar. Cada vez que escribo pienso que cualquier persona puede encontrarse en una situación parecida y estas pocas palabras pueden ayudarle (para bien). Sean felices, amen, lloren, griten, vivan la vida minuto a minuto,como se suele decir: sólo se vive una vez

Besos y abrazos,

A.




No hay comentarios:

Publicar un comentario